¿Quiénes somos?

Todo comenzó con la adquisición, por parte de los propietarios de "La Caraba", de un terreno de unos 5.000 m² en la cual se construyó una vivienda, una piscina y un pequeño corral de animales. Lo que en un principio iba a ser una casa para pasar los veranos en familia, en un futuro jugaría un papel importante en los alojamientos, y a día de hoy es conocida como "La Casica".
La idea de negocio, surgió cuando un allegado de la familia quiso realizar una reunión de trabajo allí, haciendo algo diferente. Sus compañeros quedaron impresionados con las vistas, el río cercano, la frescura del aire y la calidad del pequeño cortijo. Fue entonces cuando empezaron a llegar numerosas peticiones de alquiler de la casa de campo, y a los dueños se les ocurrió la idea de crear unos alojamientos rurales.

Pero no todo era fácil, requerían una inversión grande, y la familia ya tenía un negocio, corría bajo el mismo nombre y la misma calidad que hoy tiene "La Caraba" en sus instalaciones. Fue por esto que los dueños tuvieron que apostar, arriesgarlo todo a una carta. Crear el complejo y dejar de lado el otro negocio, ya que mantener ambos les era económicamente imposible.
El gerente actual de "La Caraba" comenzó a formarse con numerosos cursos especializados en turismo rural, con el objetivo de poder ofrecer a los futuros clientes finales una calidad del servicio inmejorable. Tras ahorrar durante un tiempo, en 1992 se empezó a construir el complejo “Casas de Montaña La Caraba S.L”.

En la actualidad, "La Caraba" situada en un entorno de montaña y preciosas vistas al pueblo, cuenta con 21 casas de alojamiento totalmente nuevas/reformadas y con más de 100 plazas de ocupación. Es de los mejores alojamientos rurales del municipio de Moratalla, está respaldada por sus valoraciones en redes sociales y su calidad. Contamos con un equipo de profesionales dedicados a mantener una agradable y tranquila estancia a todos los que nos visitan.